Blog da Biblioteca do IES de Curtis: A xira dos Caneiros

19/8/09

A xira dos Caneiros


Levaba días preparando a xira dos Caneiros. Ia haber un tren especial. Irían logo en barcas remontando as augas escintilantes do Mandeo cara ao corazón da fraga. Habería discursos libertarios, comida a fartar, e logo música, moita música. Era un día fermoso, un día de paraíso na terra. Parecía un pecado non ser feliz.

1 comentario:

Biblioteca Sarmiento dijo...

Cientos de betanceiros se reunieron ayer en el campo de los caneiros para merendar la ropa vieja que sobró del suculento almuerzo de San Roque...”. Éste podía ser el comienzo de cualquier crónica de la primera jira de los caneiros desde finales del siglo XIX –cuando comenzó la fiesta– hasta hace unos años. Ahora la tradición está a vueltas con la modernidad y pocos son los que mantienen las costumbres de antaño.

Más de 5.000 personas, esta vez sí, se dieron cita durante el día de ayer en Betanzos para subir en barca, lancha o plancha –lancha de alquiler– por el río Mandeo hasta el campo que da nombre a esta fiesta.

Una vez allí, los romeros sacan a relucir la “ropa vieja”, pero esta vez, es literal. Se trata de una camiseta vieja blanca que termina de color burdeos porque, desde hace “seis o siete años”, según un betanceiro de toda la vida, se ha instaurado una nueva tradición: “el chorreo de vino, que debería estar prohibido por decreto”, sentencia este hombre.

Hace unos años, los habitantes de Betanzos eran mayoría en la primera jira y la segunda, una semana después, era conocida como “os caneiros da Coruña”, porque el alcalde de esta ciudad, Alfonso Molina, fletaba un barco para que la gente se acercara al campo que, por cierto, pertenece a Betanzos pero se encuentra en el concello de Coirós.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, los betanceiros prefieren ir de romería en la segunda jira porque “es más tranquila”, aseguran. También los hay que, directamente, suben a comer allí cualquier otro día del verano “para evitar todo este chorreo de vino”, lamentan con firmeza.

A pesar de tanta pistola de agua –más bien vino– sofisticada, no hubo ningún incidente y los asistentes disfrutaron de la orquesta y la charanga durante toda la tarde. Tan solo hubo que lamentar bastantes picaduras de avispa. “Ya sabes, les atrae el sol y el dulce”, comentan desde la caseta de Protección Civil.
A las once, la fiesta se trasladó hasta el puente viejo para ver la sesión de fuegos artificiales. De momento, nadie se acuerda del Globo, cuyo paradero continúa siendo un misterio. Ya tendrán tiempo para pensar sobre ello mañana.

http://www.xornal.com/artigo/2009/08/18/sociedad/xornal-de-veran/mandeo-tine-vino-caneiros/2009081823045343782.html

Neste blog utilizamos as imaxes con fins educativos. Se algunha delas estivese suxeita a dereitos de autor, pregamos vos poñades en contacto connosco para retirala de inmediato.



Deseño logo: shouvas