Blog da Biblioteca do IES de Curtis

16/4/10


[Q]ue hubo una época que me gustó Paco, como lo oyes, yo era una niña, desde luego, que entonces apenas si reparaba en que ni hablar sabía, porque la familia de Paco, era un poco así, ¿cómo te diría?, bueno, un poco, lo que se dice una familia artesana, y en cuanto le rascabas asomaba el bruto
Y una cosa que no te he dicho, Mario, que el otro día, hará cosa de dos semanas, el 2 del pasado para ser exactos, Paco me llevó al centro en su Tiburón, un cochazo de aquí hasta allá, no vea cosa igual, que yo estaba parada en la cola del autobús y, de repente, ¡plaf!, un frenazo, pero de película, ¿eh?
P]ero Paco sin vacilar, "te llevo", que yo me colé sin pensar siquiera
lo que hacía. Y ¡qué coche, Mario, de sueño, vamos! Con decirte que se me iba la cabeza, pero es que ni notar los baches [s]ólo de verme encerrada en un coche con un hombre que no eras tú, que, eso sí, Paco no es el que era, que manera de expresarse, Mario, pocas palabras pero las justas, en un medio tono, sin descomponer la cara por nada, como la gente bien

2 comentarios:

Biblioteca Sarmiento dijo...

Carmen se contradice de nuevo. Primero dice que hace unas dos semanas vio a Paco, pero acto seguido nos da la fecha exacta. La paradoja de Carmen es que no se contradice sino que nos presenta la información de esta manera para auto-exculparse. Inmediatamente, Carmen confiesa que se subió al coche de Paco sin pensárselo dos veces, y lo presenta como un acto irreflexivo
Carmen no se siente culpable por irse con Paco, aunque parezca que sí al decir que estaba en un coche con un hombre que no era su marido. De nuevo Carmen entra en n contradicción con las normas sociales y de género al irse con un hombre que no es su marido. Sin embargo, acto seguido empieza a hablar del coche y, lo más importante, a revelarnos el encuentro con Paco. Debido al arribismo social de Paco, éste ya habla como la gente bien, o sea en medio tono. Las descripciones de Paco a partir de ahora serán positivas y el clímax vendrá cuando Carmen se pone a llorar y a pedirle perdón a Mario, sabiendo que es imposible porque está muerto. Esta última escena es significativa. Es dudoso que Carmen quisiera el perdón de Mario, sólo intenta seguir las normas sociales a pesar de haberlas quebrantado puesto que era lo socialmente aceptable.

Biblioteca Sarmiento dijo...

Carmen se irá fijando en Paco al escalar éste socialmente y, tener lo que Mario nunca tuvo y que Carmen siempre soñó: un coche. El ascenso social borra las imperfecciones que antes pudiera tener Paco, como el no saber hablar. "[Q]ue Paco sería burdo y así pero siempre luchó entre su extracción humilde y un natural educado. Ya le ves ahora, un señor, un verdadero señor ". A partir de aquí Carmen empieza a medio confesar a Mario su encuentro con Paco

Neste blog utilizamos as imaxes con fins educativos. Se algunha delas estivese suxeita a dereitos de autor, pregamos vos poñades en contacto connosco para retirala de inmediato.



Deseño logo: shouvas